Inicio
Beneficios nutricionales
Productos que utilizamos
Novedades
Curiosidades
Enlaces de interés
   
 


A menudo se le atribuye a la mujer oriental un cabello brillante y fuerte así como un cutis de apariencia inmaculada. Sin duda la genética juega un papel muy importante en su aspecto físico pero no hay que olvidar, que como todo en la vida, lo que cuenta es la perseverancia, la disciplina y las buenas costumbres.

              

Si echamos un vistazo a los hábitos alimenticios, nos daremos cuenta de que éstos suelen ser pobres en grasas y muy altos en nutrientes que se adquieren a través de abundantes verduras y pescados. No cabe duda de que la dieta representa una parte muy importante si queremos que nuestro cabello y piel luzcan sanos y deslumbrantes. Del mismo modo, vivir en zonas húmedas favorece el buen aspecto de los mismos.

Aparte de las buenas costumbres en nuestra dieta y de los tratamientos que llevamos a cabo de vez en cuando, debemos aplicar diariamente cuidados en nuestra piel. Esto es muy importante y determinante para tener buenos resultados.


* NUNCA debemos acostarnos por la noche sin habernos lavado la cara antes. Éste es sin duda un requisito indispensable para que nuestro cutis refleje salud y belleza.

1-LIMPIAR. Si llevamos maquillaje, debemos retirarlo. En el caso de que residamos en una ciudad donde el agua contenga mucha cal, podemos optar por usar demaquillante y algodón, en vez de agua (del grifo) y jabón. El disco de algodón debe quedar totalmente limpio antes de seguir con la rutina. Limpiar cuantas veces sea necesario. Si no llevamos maquillaje, usar un limpiador (jabón, gel, espuma...) adecuado para nuestro tipo de piel.

2-TONIFICAR. Tras dejar la piel totalmente libre de impurezas, aplicaremos un tónico. Para  dar con el apropiado primero tendremos que averiguar qué tipo de piel tenemos y así poder elegir correctamente el producto idóneo para nuestro cutis.

3-AFINAR Y REPARAR. Si queremos aplicar un sérum, éste es el momento. Afinan la piel, dan luminosidad, reducen el tamaño de los poros... en resumen, mejoran su aspecto y tacto. 

4-HIDRATAR. A continuación, usaremos una crema hidratante. Al igual que los productos anteriores, debemos asegurarnos de que se trata de un cosmético que cubre las necesidades específicas de nuestra piel.

> Para el día, utilizar una hidratante que nos proteja del frío y las agresiones de agentes externos (contaminación, sol...). Debe llevar FPS, es decir, factor de protección solar. En caso contrario, podemos aplicarnos una crema solar aparte. EL SOL ES EL PEOR ENEMIGO DE NUESTRA PIEL. Las mujeres orientales se protegen fuertemente de cara al sol. Esto es fundamental. La exposición al sol sin protección es la principal causa por cual aparecen antiestéticas manchas, arrugas y de que la piel muestre un aspecto envejecido de forma prematura.
> Para la noche, utilizar una crema específica de noche para que restaure, hidrate y nutra nuestra piel mientras descansamos. Existen cremas de noche que incluyen antiarrugas. No usar cremas que contengan FPS por la noche.

5- PREVENIR Y/O DISMINUIR. Si queremos prevenir la aparición de las arrugas que generalmente emergen alrededor de los ojos y de la boca, podemos emplear un antiarrugas concreto para este fin. No usar con asiduidad pestañas postizas u otros artículos estéticos alrededor del ojo, pues favorenen la aparición de arrugas y la pérdida de la elasticidad del contorno.



Tanto los japoneses como los coreanos son unos grandes amantes de las saunas y de los tratamientos para embellecer la piel. Existen unos guantes (los que vemos en la imagen) que son fabricados específicamente para deshacernos de las células muertas de nuestra piel. Probablemente los encontraréis en tiendas  de alimentación japonesas y corenas de ciudades como Madrid o Barcelona.

Los coreanos, en concreto, llevan a cabo este proceso al menos una vez a la semana. Para ello necesitaremos:

  • Un guante para exfoliar nuestro cuerpo
  • Pastilla de jabón (de las baratas, que no dificulten la exfoliación)

Pasos a seguir:

1. Ducharnos con agua caliente

2. Una vez la piel esté humedecida completamente nos enjabonaremos todo el cuerpo

3. Ducharnos de nuevo y deshacernos del jabón

4. En este punto, notaremos nuestra piel  bastante tirante. Con el guante empezaremos a realizar movimientos suaves ascentendes y descendentes por todo nuestro cuerpo. Veremos cómo la piel muerta se va desprendiendo fácilmente.

5. Insistir en especial en las zonas de los codos, rodillas, tobillos y axilas.

Tras la exofoliación es muy importante hidratar nuestra piel con una buena crema hidratante corporal.

Resultados:

- Conseguiremos que nuestra piel esté sedosa y libre de impurezas

- La remoción de las células muertas y residuos ambientales mantendrá la piel resplandeciente y retardará notablemente la aparición de signos de la edad visibles.

- Otra de las ventajas que apreciaremos claramente con el paso del tiempo es la disminución del olor corporal durante la sudoración

- A largo plazo, el vello se irá debilitando y crecerá menos fuerte.


RITUAL POSPARTO DE LAS MUJERES COREANAS


En Corea, las parturientas ponen en práctica el "samchilil" es decir, el cuidado posparto de 21 días. Existe la creencia popular de que para una pronta y óptima recuperación tras dar a luz, se deben llevar a cabo las siguientes recomendaciones:

1. Reposo en cama, evitando movimientos bruscos.

2. Comer tres veces al día Miyok Kuk (sopa de algas). Esta típica sopa coreana consumida tradicionalmente en los cumpleaños, posee propiedades que ayudan a recuperarse tras el parto: limpia la sangre, aporta energía y favorece la producción de leche. (Ver Gastronomía japonesa)

3. Evitar el consumo de picante, pues podría afectar a la digestión del bebé.

4. Ir bien abrigada para impedir que penetre el aire frío en el cuerpo. Se cree que produce problemas de circulación.   

5. Evitar los baños o duchas durante las 3 semanas. Esto impediría los problemas de circulación. Se pueden reemplazar por toallas calientes.

6. No es recomendable el consumo de alimentos duros, pues daña los dientes y las encías (debilitados), así como el sistema digestivo.

7. No ingerir alimentos fríos ya que podrían causar problemas de circulación de sangre.

Quizá (o no), el hecho de seguir a rajatabla este protocolo tras el parto, sea la causa principal por la cual muchos piensen que las mujeres coreanas no se "estropean" tanto después de ser mamás, es más, incluso se suele decir que en Corea las mujeres embellecen depués de dar a luz.